Objetivos

  1. Instar a la administración pública en todos sus grados a una adecuada gestión de los recursos asignados al BIM (pasados, presentes y futuros).
  2. Solicitar la transparencia obligada por ley en relación a la asignación de recursos económicos, incluyendo datos de entidades, personas, gastos de representación, resultados, etc
  3. Proponer a las administraciones públicas una adecuada gestión de recursos presente y futura basada en el conocimiento real de la metodología BIM y su alcance.